Un juego entre Estado y Nación

La educación es un camino viable para que un niño entienda que tiene un futuro como ciudadano y constructor de un Estado y Nación. Si estos conceptos no se aclaran suficientemente en las escuelas las academias de refuerzo, dónde dan clases particulares, tienen que coger protagonismo.

A menudo, se suele definir al Estado y la Nación como semejantes o iguales, significando lo mismo para muchos. Por ello, es momento de descubrir que en realidad son definiciones y conocimientos diferentes, que aunque emparentados, poseen definiciones y características propias. El momento ha llegado, prestemos mucha atención.

clases particulares

El Estado

El estado, se define como el territorio político donde convivimos diariamente, que se encuentra regulado por una serie de límites. Este posee leyes y normas, que son veladas por las distintas instituciones que permiten a la sociedad el sano convivir. Imaginemos que el Estado, es como una cancha de fútbol donde se desarrolla un partido entre dos equipos. Las normas del juego permiten el buen desempeño de cada uno de los equipos, haciendo que estos efectúen determinadas acciones en función de las normas establecidas.

Ahora bien, cada país que conocemos hoy día, como Bolivia, Croacia, Nigeria, Nepal, Nueva Zelanda,  por mencionar algunos, son un Estado diferente, con normas y políticas únicas, establecidas en función de las necesidades de cada uno de los ciudadanos. ¡Nuestro planeta tierra posee entonces 194 Estados diferentes! Una cifra que indica que todos los países del planeta tierra deben poseer una forma de Estado, establecida para el buen convivir de sus poblaciones.

La Nación

Es el turno de definir y comprender como la Nación es un tema diferente al Estado. Ésta se define como la unión social y expresión cultural que relaciona a los habitantes de un determinado espacio. El idioma, la religión, la danza o los bailes típicos, son algunos rasgos que definen a la Nación, y que nos otorga una identidad como habitantes de un país o una región. Así, volviendo a nuestro juego de fútbol, cada equipo representa una Nación diferente, y estos se encuentran emparentados en función de las características determinadas anteriormente.

Nación somos todos como una sociedad, nadie se encuentra excluido de esta, pues tenemos todos una relación con cada una de nuestra cultura. México es una Nación porque sus habitantes comparten creencias culturales similares, como la creencia en la Virgen de Guadalupe. Ahora bien, Venezuela es una Nación también, porque sus habitantes rezan y oran a la Virgen de Coromoto, lo que les hace naciones distintas. 4.290 kilómetros separan a ambas naciones ¿Tan lejos y ambas son naciones? Sí, en nuestro planeta tierra encontramos una gran variedad de naciones.

Relación entre el Estado y la Nación

Volviendo al vibrante partido de fútbol entre nuestros dos equipos, cada uno representa una Nación y Estado diferente, puesto que las poblaciones de una misma lengua, representa una Nación y necesitan de un Estado donde relacionarse social y culturalmente, este debe propiciar las normas y leyes que les permitan el sano convivir. La Nación determina al Estado, y así viceversa, una necesita de la otra para poder funcionar correctamente. Cada equipo de fútbol posee una cancha propia, ese es su Estado, y les une en su juego, que representa a la Nación, ya que se caracteriza por su forma de juego y la comunicación que mantienen para jugar de manera correcta ¡Que gol hemos hecho en conocer esta relación de Estado y Nación!

Diferencias entre ambas

A pesar de la dependencia que existe entre ambas definiciones, hemos podido observar que en sus características y rasgos son diferentes. La semejanza entre ambas les hace diferentes. ¿Cómo? Hemos descubierto que el Estado, es el territorio, mientras que la Nación se encuentra representada en el convivir de las personas, en un territorio determinado. No es posible que sean lo mismo, aunque sí se encuentran relacionadas. Aunque sea habitual afirmar que son lo mismo, a manera sencilla entendemos que el Estado es la política y la Nación lo social y cultural.

Concluimos…

La Nación nos distingue a todos, nos permite expresar una identidad única, aunque todos compartimos similitudes en cuanto al idioma, rasgos físicos o creencias religiosas. La definición de Estado, nos marca como diferentes, pues en función de nuestra relación y convivencia, surgirán las normas y deberes del ciudadano, que al cumplir ejercen el buen funcionamiento del Estado como un organismo para la regulación social.

Sabías que…

La relación entre Estado y Nación nace en 1648 con el tratado de Westfalia, donde cada Nación europea se determina en sus límites geográficos como Estados.

diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *