Cerveza artesana vs cerveza industrial

Hasta hace poco, en nuestro país, hablar de cerveza era hablar de cerveza rubia de baja fermentación y de producción masiva. Hoy en día, quien más quien menos, ha oído hablar de la cerveza artesana, pero quizás no todo el mundo sabe qué significa cerveza artesanal.
¿En qué se diferencian la cerveza artesanal y la industrial?
Las cervezas artesanales son cervezas sin aditivos ni conservantes y no se pasteurizan para estabilizarlas. Podemos afirmar que están vivas y que son un producto evolutivo, que cambia cada día un poco.

Es mejor una cerveza artesanal que una industrial? No, no por definición. De hecho, uno de los retos de las cerveceras artesanas es la constancia. Nunca una botella es igual que otra. Y esta es su magia, su calidad. Pero, como sabemos, las cualidades son virtud y defecto vez. Por su parte, las cerveceras industriales disponen de unos controles de calidad muy fiables y sus productos son muy homogéneos. Dicho esto, una cerveza artesana puede convertirse en una obra de arte llegando a emocionarnos profundamente. Pero el siguiente lote de aquella cerveza es un misterio y los profesionales que trabajamos con ellas debemos estar testeando-las para garantizar que la experiencia del cliente será, como mínimo, satisfactoria.

Podríamos concluir, pues, que las cervezas industriales son 100% seguras y las artesanales no? No. Tanto unas como otras son 100% seguras, es decir, que no podemos enfermar por el hecho de consumirlas, independientemente de que el sabor sea más o menos agradable. Todas las empresas legales que producen cerveza (artesana o no) deben tener un número de registro sanitario que sólo es otorgado si se cumple la normativa del departamento correspondiente. Esta normativa se pensó para las grandes industrias (que eran las únicas que existían en el momento de la redacción) y es realmente exigente.

El “boom” de la cerveza artesanal en Cataluña
En el resto de lo que llamamos España también se está introduciendo la cerveza artesanal. Pero, sabíais que desde 2006 han abierto en toda Cataluña más de 40 obradores de cerveza artesanal? Un claro ejemplo es la cervecera Family Beer, una tienda en Barcelona dedicada a vender kits de cerveza artesanal que ya cuenta con más de siete años vendiendo equipos para hacer cerveza.

A quien debemos agradecer la realidad cervecera de nuestro país?
No es posible nombrar todas las personas o entidades que han aportado su “granito de cebada”, pero creo que mi deber, además de resaltar el papel imprescindible del cliente final que se decanta por este perfil de producto y no por un otro, es el de destacar también el esfuerzo, la pasión, la tenacidad y la convicción de todo este entramado: los negocios especializados (tanto bodegas, bares y distribuidoras), los medios especializados (como este!), los talleristas de los cursos de cata, las asociaciones de amigos de la cultura de la cerveza sin ánimo de lucro, las tiendas en línea que nos permiten hacer realidad el sueño de hacer cerveza tanto de manera profesional como en casa, y tantas otras iniciativas … a todas estas personas les agradecemos que sitúen Cataluña como motor de la cerveza artesanal de toda la península Ibérica.

diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *